jueves, 24 de marzo de 2011

Juan Bernier, la vida, la poesía...

Ayer en la Sala Orive tuvo lugar el primero de los actos que formarán parte del homenaje de Cosmopoética al poeta Juan Bernier. Nos referimos a la propuesta Juan Bernier, la vida, la poesía con la mesa redonda 'Juan Bernier, el hombre, el poeta', 'moderada' por Bernd Dietz e integrada por Pablo García Baena, Carlos Clementson y Daniel García Florindo. Del acto me quedo con algunas claves apuntadas por el poeta y estudioso de Bernier, Daniel García Florindo, que prepara la edición de las obras completas para la editorial Pretextos y al que el público, sin duda, se quedó con ganas de escuchar más. El acto solamente duró una hora y ello, junto a la poca concisión en las intervenciones iniciales, hicieron que el tiempo volara, dejándonos con ganas de más. Mención aparte merece Pablo Garcia Baena que nos hipnotizó como siempre, con la entregada atención que nos merecen su figura y sus palabras.



Foto y manuscrito: archivo revista 'Antorcha de Paja'

Al leer versos de Juan Bernier versos uno se siente irremediablemente amante de la poesía de Cántico. Recuerdo con cariño mis primeros acercamientos adolescentes a la poesía, precisamente de la mano del 'grupo Cántico'. Entonces, no podría intuir la importancia y el significado de Cántico y de poetas como Juan Bernier para Córdoba y su poesía. Un tarde con el instituto, acudimos a la presentación de una edición sobre las Elegías de Sandua, cuyo estudio preliminar había sido realizado por mi querido profesor de Lengua y Literatura, Juan Ruano León. El libro me fascinó...Entonces, en la elegía XXX, se me presentó Juan Bernier:

Con su bufanda azul, su gabardina vieja,
su sombrero mojado, su paraguas de seda,
a través de los campos cuando el trigo madura,
cuando el almendro en flor es casi un árbol místico
y los álamos cantan en la orilla del río,
Juan Bernier misterioso y en silencio pasea.

Como adolescente recuerdo que fueron otras las elegías que me llamaron la atención, pero la elegía XXX despertó para siempre mi curiosidad...

Tengo mis reticencias con aquellos que repiten una y otra el tópico de 'en este autor vida y obra van de la mano'. En poesía esa clave está más que superada, el poeta y la persona no son casi nunca* fácilmente distinguibles. Sin embargo, conocer a 'Cántico', escuchar con atención a nuestro admirado Pablo García Baena, sorprendernos y disfrutar de Ginés Liébana... todo ello nos habla por sí solo: si algo tienen 'Cántico' y sus poetas es que vivieron Córdoba con especial amor e intensidad, y sólo así podemos entender plenamente sus versos. Hoy a partir de las 20:00 una nueva sesión en la Sala Orive para acercarnos a Juan Bernier. Su magisterio, la intensidad física de su poesía, su modernidad, una mezcla de vitalismo y pesimismo...su vínculo natural y su liberación a través del paisaje. Con el recuerdo de Cosmopoética a Juan Bernier, el mejor homenaje que podemos hacerle es leer apasionadamente sus versos.


Polifemo