lunes, 7 de marzo de 2011

Crónica 2ª. C.E.I.P. Lucano

Fotografía: José Carlos Carazo

El acceso al colegio se convierte de nuevo en un reto muy particular. Verdad universal: cuando llegas tarde la puerta del colegio no es aquella que podría resultar más evidente.

El director me acompaña hasta la clase donde se encuentra Alejandra. Nada más entrar confirmo que los pequeños poetas de 5º del C.E.I.P. Lucano están en pleno proceso creativo. Se percibe en sus gestos una mezcla de inspiración e ilusión tan grande que parecen estar inquietos. Lo están. Algunos están ultimando sus poemas, otros ya los han acabado y presumen orgullosos; los hay que tienen dificultades con la rima asonante, intentan acabarlo pero no lo consiguen o no tienen paciencia... Aprenden con 11-12 años una de las primeras lecciones del poeta: el poema es un artefacto que conviene desactivar con paciencia, un regalo frágil que hay que descubrir con sumo cuidado, una estantería de IKEA que adquiere sentido y utilidad después de una hora de montaje sin instrucciones.

Alejandra se va acercando a las mesas para ayudar a aquellos que niños-as que tienen alguna dificultad. Yo, por mi parte, hablo con mis nuevos amigos, voy conociéndoles, descubriendo sus versos y escuchando aquello que me quieren decir: rápidamente cogen confianza. Me enseñan sus poemas favoritos de la edición que 'Cosmopoética' prepara para los talleres de Primaria: 'El chucho', 'El primer resfriado', 'El día de tu santo'...

María, Rocío, Pedro, Rafa, Juanma, Saray... A casi todos les gustaría ser poetas porque escriben cosas muy "bonitas", utilizan el lenguaje de manera "especial", "diferente". Descubro cómo cada aprendiz de poeta aplica a la poesía su realidad más cotidiana. Desde el silogismo "Hoy no te hago las tareas porque siempre te cabreas. Hoy te hago las tareas porque ya no te cabreas", a un alumno que ha escrito un poema describiendo el momento en que, por primera vez, elaboró un sandwich en casa. Si nadie dice lo contrario, poesía de la experiencia.

'La mermelada adormilada...'. 'Rojo tiene un piojo...'. No hay dos clases iguales, por ello esta vez ya venía preparado para un hipotético viaje a otro mundo posible o a un planeta inexplorado: 'Vivo en Urano...' Mi tocayo por su parte prefiere ser torero y estudia para ello, aunque reconoce que los poetas son gente muy 'educada'...Una vez más no tengo respuesta para casi nada.

En definitiva, de nuevo quedo alucinado con las creaciones de los futuros poetas. Empiezan a fijar su pequeño mundo componiendo poemas sencillos a la vez que únicos y extraordinarios. La poesía germina realmente en ellos...

Alejandra me informa de la continua actividad literaria en el cole, sobre la labor de este centro en favor de la poesía y la literatura. Puedo comprobarlo fácilmente. Durante mi visita echo un vistazo a de las algunas revistas editadas por el centro con los poemas que, año tras año, realizan los alumnos del centro en el taller de Cosmopoética, ilustradas a su vez por los propios alumnos. Los talleres de poesía se han convertido en un gran motivación e ilusión para los alumnos año tras año. Por otro lado, actividades como la creación de cuentos con las familias, 'cuentacuentos' con la participación de los padres, etc...Ojalá todos los centros se implicaran de esta manera con la literatura y la poesía.

Para acabar, mi verso preferido: "La guitarra se despierta sin despertador porque toca rock and roll". Gracias Pedro. Por dos segundos, el hombre del paraguas lo cierra y nos regala unos acordes punteando sus varillas... Ouh yeahhhh


Polifemo




3 comentarios:

Charlie Brown dijo...

Oye qué buena foto

Anónimo dijo...

Hola soy una niña del colegio lucano yo tambien estube con Alejandra me alegra mucho que pusiarais esto.Muchas Gracias

Pedri dijo...

Gracias cosmopoetica por eligir mi verso ;)