viernes, 1 de abril de 2011

Buenas noticias...



Ayer fue un día especial, por muchas cosas que ahora no vienen al caso. Uno de esos días en que merece la pena ser hedonista y disfrutar una tras otra de las pequeñas cosas que se parecen a la felicidad. 'Un buen día'. Ineludible dejar la bici en casa, coger el mp4 (véase mp3, ipod, discman, walkman...) y andar para sentirse vivo. Patearse Córdoba y disfrutar del inicio de la primavera. Inconvenientes: mi alergia, mis ojos rojos.

El primer destino, el Molino de San Antonio. Cruzar el puente romano y bajar a la orilla del Guadalquivir es un pequeño proceso que conviene disfrutar. Los visitantes empiezan a abarrotar la Judería y el entorno de la Mezquita. La obra del arco del triunfo casi está terminada. Parece que no quedará mal. Gente de todo tipo cruzando el puente. Parejas jóvenes, grupos de matrimonios extranjeros de edad avanzada con poca movilidad lateral, familia con una niña que se extravía y casi es atropellada por una bici, un corredor en sentido contrario, señoras en chándal que caminan, grupos de turistas, más grupos de turistas, otro grupo de turistas, más turistas... Cruzan el puente.



La fuerza del agua se cuela por las entrañas del molino como se cuela la poesía estos días en nuestra vidas, definitiva, anegando las calles. La fuerza de su cauce suena con decisión...Al entrar en el molino la energía húmeda se concentra nerviosa bajo la estructura. Al subir las escaleras,versos. Arte y versos. Otro de los sencillos espacios con encanto que felizmente dan cabida al arte. Todo un acieCursivarto.

Cruzar el puente en sentido contrario, plantarse en 5 minutos en otro mundo distinto. Ayer en la librería Luque se presentó la reedición del magistral libro de Eduardo García Escribir un poema,en este caso con la editorial El Olivo Azul. Escribir un poema, el manual de estilo que ha marcado a tantos poetas y quizás la respuesta a tantas preguntas sobre la poesía en Córdoba. El libro apareció por primera vez en 2000 y se revisó y amplio en 2003. Muchas personas han preguntado durante estos años por un libro que estaba agotado... Por fin pueden conseguirlo. Sun duda, una buena noticia.

Pablo García Casado destacó la generosidad de Eduardo, una persona capaz de dedicar 2 o 3 años a edificar una aportación tan valiosa, tan necesaria. Me consta que lleva razón. La última vez que tuve la oportunidad de disfrutar de Eduardo García en un recital se había levantado de la cama, con fiebre, para acudir a la lectura, a la que llegó a duras penas, en un taxi. Después de leer se marchó a meterse en cama...Amor por la poesía. Y amor por los poetas jóvenes. Eduardo habla de la necesidad de una cantera en poesía como fútbol. Escribir un poema es entrar en la cocina de la poesía. Hacerlo de la mano de Eduardo es una garantía.





Finalmente...'Noctámbulos'. Elena y Alejandra. La Bella Varsovia. El motor de la poesía cordobesa los últimos 'sais' años y medio. Soy sospechoso de modo que no realizaré una alabanza a la increíble labor que realizan por la poesía en Córdoba, nunca suficientemente valorada ni reconocida. No obstante, parece que Cosmopoética este año ha reaccionado en ese sentido con la edición de la colección Cosmopoética de esta edición por parte de La Bella Varsovia, además de apostar un año más por 'Noctámbulos', un éxito asegurado.

Poesía en los pubs. Ayer en Jazz Café. Un espacio para el recuerdo. El lugar donde Polifemo conoció a Galatea. Olvídense de espacios mitológicos. Cuando Polifemo vió a Galatea por primera vez, escuchaba poesía, llevaba una cerveza en la mano derecha. La sesión de ayer fue tan genial como emotiva. Poemas de Francisco J. Serrano de la Vega. Imágenes de Marta F. Jódar. La música de la mano de Raisa. La creación de Marta a partir de los poemas de Fran, un éxito. La lectura, marcada por el recuerdo: un homenaje a la amistad. Al fin y al cabo, como bien recordó Eduardo García, la poesía solamente nos sirve para hacer amigos

[Advertencia: Noctámbulos se puede alargar hasta el amanecer. Cosmo-consejo: disfruta de la noche y la poesía, no te resistas. Convierte la noche en un verso con 2 hemistiquios. No hay cesura que valga]

Polifemo

1 comentario:

xiscosl dijo...

Es fabuloso poder recorrerse los alrededores de la Mezquita y perderse entre sus calles, el ambiente es fantástico. A mi me pasó de verdad ya que no encontraba la Filmoteca de Andalucía para acudir a uno de los eventos de Cosmopoética (Coeficiente de Asociación. Musipoesía vs. Filmopoesía, pero la verdad que la perdida entre las calles merece la pena.